Buscar este blog

11 julio, 2016

NOS CAMBIARON LA COMIDA, LOS OLORES DE NUESTRA TIERRA…


Vinieron. Ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron: "Cierren los ojos y recen". Y cuando abrimos los ojos, ellos tenían la tierra y nosotros teníamos la Biblia. 
Eduardo Galeano 
Las venas abiertas de América Latina 


Quisiera y necesito compartir un texto que rueda por la red en un artículo muchas veces replicado y probablemente, muchas veces por el mismo dedo. Me gustaría tener la oportunidad de conocer la opinión de Intelectuales como Vladimir Acosta, Brito García, de Sociólogos como Maricler Stelling, Pedro Rodríguez, psicólogos como Jorge Rodríguez, Psiquiatras como el Dr. Bianco, que analizan el discurso y luego nos comparten sus reflexiones. Esto pareciera intentar recordarnos a Galeano y las Venas Abiertas de América Latina, pero ya verán que no:

 “Nos cambiaron la comida, los olores de nuestra tierra, los recuerdos, los sonidos, las costumbres sociales, los nombres de las cosas, los horarios, nuestras palabras, nuestras caras y expresiones, nuestros chistes, nuestra forma de vivir el amor, los negocios, la parranda, o la amistad. Forzosamente nuestro cerebro y nuestro metabolismo se fueron al carajo, ese ignoto lugar carente de coordenadas.”

Estoy segura que así, podría fácilmente ser relacionado con las palabras de un Iraquí, después de la operación encabezada por los Estados Unidos en su país a partir de la cual se encuentra hecho ruinas; o tal vez de un Libio, luego de la invasión de la que fue objeto su país y el asesinato de su líder; pero también podrían ser las palabras de un Sirio o de un Palestino o de un Afgano… podríamos hacer una lista interminable de lugares desbastados, invadidos, destrozados por la coalición de amigos e importadores de “paz” que encabeza EEUU y sus amigotes con quienes continúa en estos cocteles pirotécnicos, llámense Francia, Inglaterra, Europa, Italia y más.

Les invito a hacer un ejercicio interesante, pensemos que se trata pues de la traducción de una conversación entre dos indígenas de las tribus Caribe, Jirahara, Waraos, Guajibos, Kariña, Wayú, Yurpa, Warao o … entre descendientes de alguna tribu de aquí o de tantas que con todo derecho poblaron estas tierras latinoamericanas y a quienes les fueron arrebatados sus derechos y su identidad. ¿Es triste verdad? Si, lo es cuando hablamos de nuestros antepasados asesinados y abusados por la barbarie del invasor opresor, violador, asesino y ladrón.

Luego tenemos que hacer el ejercicio de volver al presente y poner esas palabras en la boca de un desarraigado, pro yanqui, traidor y ridículo como Miguel Ángel Landa, quien se atreve a hablar así de Venezuela en este momento. Me pregunto yo entonces ¿Cuándo olvidó que en sus personajes muchas veces hizo de negro maltratado y abusado por el oligarca?... o… ¿Cuándo olvidó sus películas en las cuales la acción de un delincuente palideció ante la impunidad del malandro de cuello blanco, maltratador y vulgar que esconde debajo de una camisa o un vestido de marca sus más bajas pasiones e instintos?

 ¡No tiene derecho este señor a hablar así! A menos que su intención sea reivindicar al indio, al negro, al pobre, a la mujer, al niño o al anciano a quienes el esclavista, feudal, capitalista o burgués amparado en el poder económico, apoyado por la iglesia y por los gobiernos entreguistas, le expropió su derecho a la felicidad y al disfrute de lo que le corresponde incluso como producto de su trabajo, a todos los venezolanos y latinoamericanos.

 No tiene derecho Miguel Ángel, ni nadie a decir que en este país todos éramos felices durante la cuarta república, porque ese es un derecho que ellos le ayudaron a expropiar a la mayor parte de los Venezolanos. Tal vez él si vivió del oportunismo de ser parte de un club de cómplices, de privilegiados que asistían a los grandes bochinches que organizaban con el dinero del Estado los políticos de turno y corruptos de la cuarta. Él, que hacía películas que solo exhibían al pobre en su dolor e ignorancia.

Venezuela está golpeada y en problemas. Todo ello gracias a la injerencia extranjera, al financiamiento que hacen grupos económicos a delincuentes aliados con el paramilitarismo colombiano para sembrar miedo, a la conflagración de la burguesía parásita improductiva para hacer chillar la economía, a una derecha inmoral y asesina. Frente a esto, no debemos perder de vista que, también se debe a la flojera nuestra por no asumir la lucha en su tiempo, a la mala gestiones locales que le hicieron y hacen un flaco servicio a la gestión nacional, a los errores de pretendidos secuestradores de un partido que no ha comprendido la necesidad de dejar surgir nuevos liderazgos (los naturales). Esta práctica lamentablemente nos hace comulgar con el sectarismo que ha caracterizado siempre a la derecha. Puede verse que algunos de nuestros “dirigentes”, aún no han comprendido que al pueblo no se le engaña y menos con armas en desuso por cuartorepublicanas. 

Lamentablemente del lado de la guerra, de los enemigos de la patria, se cuenta con el apoyo y poder manipulador de grandes lmedios. Asistimos a diario al sepelio de la verdad, con la participación de traidorescon libreto como Miguel Ángel Landa, Franklin Virgüez, Norkis Batista, Gaby Espino, Majorie de Sousa, Emilo Lovera, Nacho, Leonardo Padrón y tantos otros tarifados de Sony, Univisión, el País, The Guardián, Caracol, The New York Time,… medios internacionales, quienes junto a los palangristas venezolanos negociantes de las noticias, se han transfigurado en una sociedad de cómplices.

 Estos medios articulados en una red muy poderosa movida por el capital, junto a los vendidos aquí y afuera, emprendieron y no cesan una campaña para hacernos daño; daño que se le hace con sangramiento profuso de malas ideas, falsas de conciencias, al imaginario de quienes se quedan con el titular, con el cuento. Lamentablemente hay un montón de gente que por flojera o temor a salir de su zona de confort, dan crédito a testimonios como este.

No tiene derecho Miguel Ángel ni ninguno de sus iguales traidores. a continuar haciéndole daño a Venezuela, ni nosotros a quedarnos callados ante tanta basura. Mientras los venezolanos que queremos a este país, continuamos trabajando como hormiguitas para salir de la crisis, resistiendo, respondiendo y sobre todo, luchando por la paz y para salvar la revolución; estos grupos se mantienen exacerbando odios para impulsar una guerra civil, pero… No deben Volver. No lo permitamos. 

VIVIREMOS Y VENCEREMOS

18 febrero, 2014

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA O NOS HICIMOS DE LA VISTA GORDA



¿Y de dónde viene esta gente? ¿Quiénes son? ¿Por qué actúan así?

Inmediatamente quisimos saber qué era todo esto que atónitos observábamos. Y tratando de respondernos inmediatamente, vistas las imágenes, decíamos: "es obvio que son mercenarios", tal ves otros dijeron "eso seguro es un montaje" y unos, parte de esa locura, seguro pensaron ¨qué vaina, nos descubrieron", entre otras cosas que se deben haber escuchado de los venezolanos y en el mundo. El hecho es que, de acuerdo con su hablar, también nos hicimos conjeturas, entre ellas que algunos vienen de otros países y otros son de aquí. 

Pero, ¡cómo llegaron a esto! Pensaría alguna maestra, maestro, profesor o profesora y saltan al ruedo algunas hipótesis: seguramente algunos se iniciaron con videojuegos; probablemente sus padres los golpeaban; quizá fueron victimas de alguna violación; y algún estudioso de los problemas sociales tal vez haría una análisis más completo indicando que todo eso son caldos de cultivo que se acompañan de la intencionalidad de grupos de poder que están claritos para donde llevan al niño desde la propia alienación de sus padres, padres quienes que se convierten en cómplices y artífices del camino que siguen sus hijos.

¿Y la gente de los medios? Esos que todos los días tratan de exacerbar molestias reales aliñadas con falsas ideas sobre la situación del país, a los que hay que agregar la esperanza. La esperanza de ser un magnate que conquista parejas con facilidad, hace el amor libre: que desayuna en Nueva York, almuerza en París y cena en un paraíso terrenal en cualquier Isla del mundo, que con una tarjeta de crédito puede comprar lo que quiera y a quien quiera. En fin, vivir sin trabajar explotando personas que no conoce ni conocerá porque son males necesarios...

Ese contenido viene como aliño de las grandes superproducciones extranjeras. Pero el problema más serio no es que nuestra gente vea eso, es que sus mentes son tan débiles que son susceptibles de ser manipulados al antojo de quien pretende por la vía de la colonización mental, controlar al mundo e instaurar un gobierno mundial. ¿Qué hemos hecho al respecto? ¿Quién lo ha hecho? ¿Dónde se ha hecho? ¿Qué hemos permitido que se haga? ¿A quiénes se lo permitimos? y finalmente ¿Quiénes han sido objeto de todo estos?

Hay un proyecto conocido como Haarp (http://percy-francisco.blogspot.com/2013/10/el-programa-militar-haarp.html) mediante el cual EEUU ha demostrado poder controlar y generar efectos sobre el ambiente. No soy experta en el tema, pero he revisado muchos materiales en los cuales científicos a nivel mundial, describen estos equipos como un arma de guerra, capaz también de controlar cerebros con ciertos mecanismos, que hace tiempo dejo de ser proyecto para que, peso a los acuerdos, este siendo utilizada por su principal financista y creador, los EEUU.

Hagamos un ejercicio no muy descabellado: estas personas (unos jóvenes y otros no tanto), son entrenados en prácticas militares y de guerra (más crueles, ofensivas que defensivas)  a las que agregan sonidos, símbolos, condiciones que en su subconsciente van dejando el código perfecto para una reacción al estilo del condicionamiento operante de Skinner y los experimentos de Pavlov. Personas como López, María Corina, Capriles, entre otros, conocen, tienen en sus manos los elementos detonadores de esos códigos, que llevan a grupos antes pacíficos y a los cuales nunca imaginaríamos actuando así, a niveles de violencia que ni ellos sabrían explicar cuando salen de las circunstancias condicionantes que les agitan.

Desde la perspectiva social y obviando estos elementos, alguien podría llamarlo holismo radical, pero esto que estamos viendo va más allá de la sola agitación por las emociones. Estos pseudorigentes de derecha saben eso y han trabajado sistemáticamente para lograr colarse en todos los espacios y agudizar esa crisis, facilitar la manipulación. Estos eventos son el resultado aún parcial, de lo que sabemos es algo superior. El discurso manipulador, cargado de medias verdades desde cualquier espacio de comunicación posible y en consonancia con los medios de comunicación en toda su amplitud, ha sido utilizado para llevar el mensaje conveniente, esto pasa desde la escuela hasta los espacios universitarios, donde este trabajo hace crisis. Muchos de nuestros muchachos, nuestros jóvenes, la esperanza de este país, han sido inoculados de odio, de avaricia, de vicios. Ellos saben que aniquilándolos, pudieran anular la esperanza de que nuestro país, nuestra América surja, progrese y que ese progreso sea sostenible.

No debemos dejar de vista a quiénes benefician estos problemas, teniendo claro que nuestra realidad concreta se inscribe en un contexto mayor o totalidad de influencia mutua y que, en ese escenario se desarrollan eventos que no son aislados de nuestra realidad. En nuestro país hay muchas personas que lo que tienen es dinero, que en su vida se han preocupado por conocer la realidad nacional, latinoamericana y mundial, más allá de conocer un parque de diversiones, un restaurante, un hotel o un sitio turístico. Esas personas no pueden conocer la obra del gobierno venezolano, porque no viven en los barrios ni en la provincia y cuando los visitan van bloqueados para no contaminarse. Por eso asombra tanto que parte de nuestra clase humilde, se vea reflejado en el discurso clasista de la burguesía. Pero hoy son más de cuidado, porque de manera negativa, han descubierto que los grandes cambios sólo se logran con el pueblo y se han ido a buscarlo mimetizándose para hablar y moverse como su gente de a pie. Pero no son ellos mismos, sino sus mercenarios y los encuentran venidos del mismo pueblo como escorias.

Para ello han contado con cómplices, avaros hedonistas con síndrome Napoleónico, reyecillos por el poder que ostentan, quienes en los espacios claves han tergiversado su responsabilidad, aprovechándose del lugar que ocupan en la estructura pública, sobre todo en la universitaria, en beneficio propio y el de un grupo de familiares y amigos con ideología y propósitos contrarios a lo que propone este proceso revolucionario. Así mismo, podemos afirmar que esos actores están conscientes de lo que hacen, y ya casi ni se disfrazan para llevar a cabo sus propósitos. Esos personajes son los grandes colaboradores en este proceso de desestabilización que estamos viviendo en el país. Nosotros los conocemos, podemos señalarlos. Sin embargo, se encuentran adentro por amiguismos y palancas, bien enganchados y continúan ubicados en trincheras que fueron antes recuperadas, pero que les fueron devueltas con nombramientos de los que sí están camuflados en el poder. Desde ese espacio, sin vergüenza alguna y ahora ampliados,  se han multiplicado rápidamente.

Un grupo sólido de docentes universitarios hemos venido hablando de esto y tratando de denunciarlo desde hace un buen tiempo, pero no hemos sido escuchados. Incluso nuestra suerte es contradictoria con lo que somos y hacemos, tratamos de construir y formar, somos parte de colectivos que buscan descontaminar, desalienar por vía del conocimiento, haciendo investigación y propuestas que buscan dar al traste con el avance de esta escalada opositora que ya percibíamos en el contacto con nuestros jóvenes. Es decir, buscamos aportar al proceso revolucionario con el que estamos profundamente comprometidos. Nuestro trabajo es participativo y de construcción colectiva, orientado a la creación de conciencia y la adquisición de herramientas en el aspecto profesional, pero con la visión política necesaria para actuar críticamente desde el espacio que ocupemos. No obstante, en nuestros espacios naturales de trabajo, se boicotea lo que hacemos, se nos impide muchas veces actuar y se impone por vía del poder el gatopardismo opositor quienes ejercen el poder y luchan por mantener la ideología capitalista, presente en la formación en carreras con anacrónicos diseños que son claves, que no han sido cambiados y que datan de hace más de 30 años.
Con todo este trabajo, para nada queremos restar importancia a situaciones de ineficiencia gubernamental y a la cultura corrupta instalada en el imaginario popular y en general en nuestro país. Por supuesto, ante esto puede y debe actuar el gobierno. Pero no es menos cierto que las torpezas de quienes ostentan cargos de responsabilidad con poca o ninguna identidad política, han generado un efecto que ha ido in crecen do, pues no conocen o no han comprendido el fin último del proyecto que es la construcción del socialismo. Hemos visto como convierten la instancia que les corresponde gerenciar, en el resuelve de personas que más de las veces no tienen las competencias para asumir las tareas para las que se les emplea. 

El aspecto educativo en ese sentido es muy sensible, porque es obvio que no todo el mundo puede o debe ser docente. Hay condiciones profesionales y personales que se requieren para trabajar con grupos y manejar los contenidos a ser facilitados, por ello alguien cuyo pregrado fue deficiente y no ha hecho estudios de postgrado, tiene una alta probabilidad de terminar compartiendo con sus participantes sus propias deficiencias. Así como, alguien quien ha demostrado desequilibrios, tampoco puede ser un educador. Recientemente, conocimos la solicitud que hiciera la ONU al Vaticano en relación con los curas acusados de pedofilia lo cual indica que tampoco cualquiera puede ser cura. La calidad de la educación entonces se ve comprometida y el profesional que se forme bajo estas condiciones, tendrá título pero no competencias. Se requiere más que compromiso político para asumir la tarea de ser maestro, pero sin el compromiso político la educación luce descontextualizada, inapropiada, inútil para producir los cambios y transformaciones necesarias a estos tiempos de nuestra revolución.

Así también, haber permitido la presencia de personas falsamente identificadas con el proceso a todas luces es un error, porque han provocado fallas en las empresas básicas y estratégicas del Estado, han filtrado información que provoca vulnerabilidad en las instituciones y han hecho el trabajo de contaminar la mente de personas con debilidad ideológica o los han confundido con un discurso que imita a Chávez, que toca sus problemas reales, manipulan y se muestran cargado de una falsa humanidad. Urge asumir realmente las instituciones y no permitir que continúen haciendo lo que les da la gana en nuestro país. Rodilla en tierra.

Esta gente opositora, está realmente decidida a acabar con la revolución y si observamos bien, con sinceridad,  no es porque hasta ahora les haya hecho daño, sino por la promesa de que algún día, cuando nos pongamos serios, vamos a construir el socialismo.

OTRAS REFERENCIAS RECOMENDADAS
http://www.mundoesotericoparanormal.com/se-cierra-el-proyecto-haarp-definitivamente/
http://www.tiempo.com/ram/913/el-proyecto-haarp-mquinas-para-modificar-y-controlar-el-tiempo/)

http://es.wikipedia.org/wiki/High_Frequency_Active_Auroral_Research_Program